SGAE gana el primer round contra la blogosfera

Julio Alonso del blog Merodeando ha sido condenado en primera instancia a pagar 9.000 euros a la SGAE por atentado al honor por los comentarios de varios lectores en un post que escribió sobre Google Bombing y la SGAE. Las implicaciones que puede tener el resultado de este pleito para la blogosfera en su conjunto, al responsabilizar a los autores de un blog sobe los comentarios que escriben los lectores en él puede ser más que trascendente ya que puede crear jurisprudencia.

Al igual que a Julio a mi la sentencia también me parece terriblemente injusta, entre otras cosas porque la mayoría de bloggers no se dedican a esto profesionalmente, no siempre uno tiene tiempo de ir leyendo uno a uno todos los comentarios y en otras ocasiones no tiene la capacidad de discernir si la persona que ha realizado un comentario está injuriando o se está basando en hechos reales demostrables por ella para emitir esa opinión.

 

Para mi es cómo si te condenaran a ti porque a alguien que invitas a tu casa se pone a insultar a alguien desde tu balcón. En el peor de los casos, en casos de aparecer injurias en los comentarios el responsable debería ser quién los escribe no el webmaster del sitio donde los alojan, lo contrario puede sumir a los bloggers y a los medios de comunicación en general en un estado de paranoia permanente o simplemente para no tener problemas cerrar los comentarios. Yo me puedo responsabilizar por lo que yo escribo en el blog pero no por lo que escriben otros, ya nos cuesta bastante trabajo con intentar eliminar a trolls y similares cómo para encima ponernos a juzgar la opinión de los lectores que nos comentan.

Por el otro lado, conviene no olvidar a nuestra estimada SGAE, origen de la demanda, poderoso lobby con un negocio monopolístico que defiende los intereses de unos pocos y que financiamos entre todos los españoles y que no rechista en apretar con su apisonadora legal a cualquiera que se ponga contra sus intereses.

Por suerte, Julio Alonso, ya indicado que piensa recurrir hasta la instancia que haga falta. Nos jugamos todos más de lo que nos pensamos en cómo quede el resultado final de este juicio y que creará jurisprudencia, así que estaría encantado en poder contribuir en la creación de una especie de fondo de defensa de la libertad de expresión en internet con el fin de sufragar las costas judiciales de este y otros casos similares. Creo que ha llegado la hora de utilizar el potencial de internet para defender la red con contundencia.

Un artículo publicado en Gurus Blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: