Otro revés para la SGAE

Otro revés para la SGAE, exigía un pago de 2.157 euros al hotel Puerta de Burgos por el hilo musical sin tener prueba alguna que la música usada estaba protegida por derechos de autor o pertenecía al catálogo de artistas protegido por la entidad.

El hotel ha sido eximido del pago porque no se puede asegurar que todo el repertorio emitido por el hilo musical estuviese protegido por la SGAE, según afirma la sentencia del juzgado de primera instancia 4 de Burgos.

El juez recuerda que existen modelos de dominio público y de licencias generales, llamadas por su nombre en inglés de creative commons o copyleft, que permiten el uso libre de los contenidos con la única exigencia de ponerlos “a disposición del público con las mismas condiciones, esto es, permitiendo el libre acceso y su transformación”.

Además, el juez deja precedente de algo muy importante:

Esta entidad gestiona “una ingente cantidad de obras”, lo que “ha generado hasta ahora la sensación de que tiene un derecho a la gestión exclusiva del repertorio universal de las obras musicales”, dice el juez. Pero añade que en los últimos tiempos, con la expansión de Internet, “ha alcanzado cierto auge un movimiento denominado de ”música libre””, que ha originado “la coexistencia de diferentes modelos de difusión”.

Tan claro como el agua, la SGAE se equivoca al operar como si tuviera control o derecho sobre toda la música producida en el mundo y tampoco pueden ir exigiendo pagos del “afectado de turno” sin prueba alguna.

Bien por el Juez de Primera Instancia 4 de Burgos y bien por el Hotel Puerta de Burgos que no se dejó intimidar por las tácticas de la SGAE.

Un artículo de Eduardo Arcos

Anuncios

‘Teddy’ Bautista dice que el ‘copyleft’ “es para los autores que son ricos de cuna”

El presidente del Consejo de Dirección de la SGAE, Eduardo ‘Teddy’ Bautista, ha asegurado que el ‘copyleft’, o copia permitida de las obras culturales, “no tiene peso” y que la Sociedad General de Autores y Editores no “ha notado prácticamente nada en el sistema de captación de socios”.

La SGAE tiene, según Bautista, un sistema en el que cualquier autor puede ‘colgar’ sus obras sin que generen pago de derechos de autoría para aquellos que no quieren someterlas a procedimientos mercantiles.

Bautista ha puntualizado que con ese servicio que ofrece la SGAE “los autores pueden recuperar sus obras” y participar en el sistema de valor añadido que pueden generar.

Con el ‘copyleft’, en opinión de Bautista, el autor “deposita de buena fe su obra, pierde el control” de la misma y “está expuesto a que otra persona pueda usarla y volverla a reponer como si fuera propia”.

“No tenemos nada en contra del ‘copyleft’, nos parece interesante para la comunidad de autores que son ricos de cuna y que no tienen que pagar el pan de sus hijos -ha añadido Bautista-, pero nosotros estamos en otra cosa: que el autor viva de su obra, como un albañil de su trabajo”.

Un artículo publicado en Actualidad Digital