Google sorprende con el navegador Chrome

Firefox, Internet Explorer, Safari, Opera… Y dentro de poco, Chrome. Google sorprendió ayer con el anuncio del lanzamiento de su propio navegador. Y lo hizo de manera original, en formato de cómic en el que detalla las características de su nuevo programa.

En él se explica que, hoy en día, en Internet hacemos más uso de aplicaciones que de páginas web estáticas: ver y compartir vídeos, juegos web, chats, etc… Aplicaciones que no existían cuando fueron creados los primeros navegadores. Así que, ¿por qué no diseñar un nuevo navegador a partir de las necesidades y demandas de los usuarios actuales?

Los navegadores actuales, continúa el tebeo, necesitan estabilidad, rapidez y seguridad. Además, el diseño debe ser sencillo y eficiente, buscando el equilibrio entre el exceso y la escasez de opciones. Uniendo todo lo anterior nace Chrome, un navegador de código abierto, del que Google invita a tomar ideas, de la misma forma que ellos las han tomado de otros.

Uno de los problemas de los navegadores actuales es que se dedican exclusivamente a una tarea. Por ejemplo, si se abre una página que posee código JavaScript, el navegador no podrá ejecutar otra tarea hasta que el JavaScript deje de actuar, provocando a menudo que el navegador se bloquee o ralentice.

Para evitar este problema, los ingenieros de Google han dotado a Chorme de múltiples procesos, cada uno con su propia memoria y su copia de los datos, de manera que unas tareas no interfieran en otras. Cada tarea se desarrollará en una pestaña, y si ésta se colapsa, no provocará que todo el navegador se cierre.

Además, con el sistema de pestañas se optimiza la memoria del navegador. Chrome también incluirá un gestor de tareas, similar al que utiliza el sistema operativo Windows, para que el usuario pueda ver qué procesos son los que están consumiendo más memoria o ancho de banda.

En realidad, Chrome va más allá de un mero navegador, pues descansa sobre WebKit, el mismo soporte sobre el que funciona el Safari de Apple. Esto quiere decir que en el futuro podría convertirse en la base de un sistema operativo virtual y personalizable, en el que tanto las aplicaciones como los documentos del usuario estén en Internet.

www.baquia.com

Los 10 momentos en los que Google nos decepcionó

Nicole Ferraro a través de internet evolution hizo una lista de 10 puntos donde, al menos a ella, la desilusionó Google. La nota tiene 11 páginas que deberías leer si tienes tiempo (y te interesa).

Pero como sé que no todos van a leerla si simplemente la enlazo, les voy a dejar un resumen para que me den sus opiniones.

  • Gmail: Sí, todavía en beta. De hecho, probablemente nunca vaya a dejar de ser beta. Es como cuando un lugar se vuelve histórico o patrimonio de la humanidad.
  • Monetizar YouTube: La verdadera monetización vendrá a través de marcas que auspicien los videos y no de anuncios que a nadie le importan.
  • Google App Engine: Es la nube y si se cae…simplemente es culpa de la nube, no del App Engine.
  • Gphone: Bueno…eso que todavía estamos esperando.
  • Knol: Nadie necesita otra Wikipedia (Amén).
  • Lively: Sin palabras. Uno de los peores servicios presentados por Google.
  • OpenSocial & Friend Connect: Según la autora de la nota otros dos servicios que tiene Google para controlar la red.
  • La asociación entre Google y la NASA: Google y la NASA no tienen nada en común. No deberían estar asociados.
  • Orkut: Sólo es grande en Brasil.
  • La cultura Google: La autora considera que los manejos empresariales del buscador son cínicos e hipócritas.

¿Y a vos? ¿En qué te decepcionó Google?

Un artículo de Alex Marazzi

Cuil el invento de ex-empleados de Google

La verdad es que me tome cierto tiempo antes de hablar de Cuil, primero porque quise hacerme una idea propia de lo que se había ya presentado en algunos blogs como el Google Killer, y al verdad tras algunos días de evitar leer revisiones hoy decidí darme una vuelta por el lugar, a mirar que es lo que ofrece el servicio y por ello aquí van mis 4 más uno motivos por los cuales NO usar Cuil.

  1. No tienen aun una solida base de búsqueda. Es verdad que recién están iniciando en el negocio de las búsquedas y de seguro si planean ser un Google Killer tendrán que pasar largos años antes de que eso suceda, pero iniciar con una base de información muy baja en verdad es un error y para muestra un botón, realicen alguna búsqueda relacionada con un sitio web en español que no sea precisamente uno muy famoso.
  2. No existe versión en Español, y eso en verdad es malo, porque obviamente están, al menos en esta primera etapa, desechando una gran oportunidad de mercado y con ello millones de usuarios.
  3. Interfase poco agradable. la verdad el intento de Cuil en copiar la simplicidad de Google fue bueno, pero el usar un diseño tan alejado de simple color blanco y cambiarlo por un pesado negro definitivamente los dejo en el sitial de las buenas ideas y malos resultados porque el color negro siempre a la larga causa un efecto de cansancio sobre los usuarios.
  4. De vuelta a los anos 90. Aun cuando el intento pudo ser bueno, el usar es barra horizontal superior e inferior a mi en lo personal me recordaba a los sitios web de los finales de los 90 cuando se pusieron de moda extraña los ya casi olvidados iFrames, eso en lo personal me desagrada mucho en un buscador ese tipo de recursos gráficos.
  5. Presentación de resultados. En verdad que no entiendo en que estaban pensando cuando decidieron hacer la presentación de resultados de esa manera, es decir si usas el layout de tres columnas nunca terminas de entender si los que están al medio son resultados intercalados con los de la primera columna o debes bajar hasta el final de la primera para continuar con la segunda, en verdad muy extraño este tema.

De hecho, yo los invito a que usen el buscador y si sus sitios no aparecen en los resultados del mismo, pueden escribir un email (si leyeron bien, escribir un email) y en el enviar la información de su sitio y así ser evaluados por el equipo de Cuil.

Un artículo publicado en Dinero 2.0

Rumor: Google podría haber adquirido ya Digg, para integrarlo en ‘Google News’

En noviembre de 2006 nos preguntábamos si Google debería crear su propio Digg, durante los últimos años uno de los servicios más populares de la WWW para estar informado, gracias a que son los propios usuarios los que van valorando con sus votaciones el interés de una determinada noticia.

Con un servicio similar dentro de Google, y gracias a los millones de personas con cuentas de usuario personalizadas de Google (de los cuales se conocen muchos otros datos que ayudarían a establecer el valor de cada voto), se podría crear una potente herramienta que, por ejemplo, extrajese parte de las noticias de ‘Google News‘ o de lo que los usuarios sugiriesen a través de ‘Google Reader‘.

Ahora, en este post de ‘valleywag.com’ se asegura que Google y Digg podrían haber llegado hace un mes a un acuerdo de unos 200 millones de dólares, por el cual este último se integraría dentro de la red de servicios del primero, posiblemente dentro de ‘Google News’. De esta manera, Google seguiría desarrollando un servicio de noticias de actualidad con el cual obtener ingresos económicos a través de la publicidad.

Y es que, como os venimos contando desde el año 2004, Google no sabe cómo ganar dinero con ‘Google News’, puesto que los contenidos son de terceros, y no se atreve a insertar anuncios por temor a posibles represalias de los medios de comunicación de los cuales extrae las noticias. De hecho, en el año 2006 tuvo que dejar de publicar información extraida de medios belgas tras una importante demanda judicial.

Por ello, en agosto de 2007 se comenzó a permitir comentarios dentro de ‘Google News’, solamente por parte de personas invitadas relacionadas con la noticias, aunque con la puerta abierta a que los usuarios pudiesen dejar sus opiniones libremente. Al convertirse ya en un sitio web con contenidos propios, la inclusión de publicidad no sería nada ‘ilícita’.

Así, un servicio Digg integrado dentro de ‘Google News’, con unos usuarios también integrados dentro de la red de usuarios de Google, podría convertirse en un verdadero punto de encuentro para localizar las noticias más interesantes en función de los criterios de los propios consumidores de información.

Esta nueva aplicación ‘Digg + Google News + Google Reader’ podría convertirse además en ese espacio social que necesita Google (ver post “La nueva parte social de Google: comparte información con tus amigos“) para que los usuarios podamos compartir noticias con nuestros contactos, para posteriormente convertirlo en una plataforma para aplicaciones sociales que puede competir con MySpace o con Facebook.

Un artículo publicado en Google Dirson

Los fracasos de Google

Google no solo es sinónimo de éxito. El buscador más famoso del mundo, que además ha sido elegida la mejor empresa para trabajar, también cuenta en su historia con sonados fracasos. La revista estadounidense PCWorld los ha listado, según recoge el blog tecnológico Noticiasdot.com.

Google X: Se trata de un interfaz semejante al que tienen los usuarios del sistema operativo Mac OS X de Appel. Presentaba de una manera diferente y rápida los diferentes servicios del buscador -imágenes,mapas, etcétera-. Pero lo cerraron para evitar problemas de copyrigt con Appel.

Google Catalog. Se trata de un buscador específico, compuesto por una herramienta que tiene indexados contenidos de los catálogos de miles de compañías estadounidenses. Pero se ha quedado en la versión Beta, al contener numerosos errores de actualización. En cualquier caso, aún se puede acceder a él.

Google Video. En la actualidad es una página más para facilitar el intercambio de imágenes multimedia entre los internautas, que perdió su razón de ser después de que el buscador comprara el canal Youtube. Pero en sus orígenes nació como una web que precisaba la instalación de una aplicación para poder reproducir los vídeos y más tarde intentó transformarse en un canal de televisión online.

Acelerador Web. Un servicio gratuito prometedor, pues permitía a los usuarios de windows de banda ancha acelerar el acceso a muchas páginas web. Pero activistas en defensa de los derechos de los usuarios denunciaron que dicha herramienta ponía en peligro la privacidad de los usuarios.

Google Answers. Un servicio que pone en contacto a usuarios que buscan una información con los que la tienen, a cambio de una determinada cantidad de dinero (establecida por el usuario que plantea la pregunta). Precisamente, al ser un servicio de pago no pudo competir con Yahoo! Answers, sistema gratuito. Desde ya tiempo, Google Answers ya no acepta nuevas preguntas.

Búsqueda por voz. Google lanzó un servicio experimental llamado Google Voice Local Search, de búsquedas por voz en un directorio telefónico, que sería gratuito y que no requería de ordenador o conexión a Internet, simplemente se necesitaba un teléfono móvil. Pero su complejidad hizo que nunca llegara a arrancar.

Google Viewer. Un prorama con el que los internautas pueden visualizar los vídeos que encuentre en el buscador específico de Google para este tipo de ficheros.

Google Checkout. Era un sistema que permitía realizar compras seguras mediante los datos de sus cuentas personales. Pero la idea no gustó nada a Ebay por ser una alternatuva al Paypal. La tienda online eliminó la publicidad en Google, lo que originó una crisis en el departamento financiero del buscador, pues la tienda era su primer anunciante.

Orkut. Red social creada por un empleado de Google, llamado Orkut Buyukkokten, en enero del 2004. A excepción de Brasil, la red pasó desapercibide en el resto del mundo.

Un artículo publicado en La Voz de Galicia

¿Sufres del Síndrome de Dependencia a Google?

 

Hoy mientras debatía entre si escribir o no sobre el lanzamiento de Google Health (creo que terminaré haciéndolo) pensé en la dependencia que parece que tengo a Google. Entre otras cosas uso a diario (en temas personales o de trabajo):

Y usaría Google Gears si no fuera porque aún no funciona en Firefox 3. Lo llamo el Síndrome de Dependencia a Google o SDG (esto último es en tono sarcástico).

Un artículo de Eduardo Arcos