La hipocresía de Telecinco

Hay que ver hasta dónde puede llegar la hipocrecía de un medio masivo tradicional cuando se trata de la propiedad intelectual. Tal vez lo hacen por simple conveniencia, porque están viendo su negocio peligrar o porque simplemente no les importa.

Hace casi dos meses la cadena de televisión española demandó a YouTube por “difundir ilicitamente y sin autorización los contenidos de Telecinco, y en proceso, consigue un lucro por la explotación de derechos de propiedad intelectual e industrial”. No suena raro, pero también llamaron piratas a quienes suben contenido de la cadena al sitio de videos.

Telecinco apela a la explotación sin autorización de sus derechos de autor por parte de YouTube, pero en cambio no tuvieron problema alguno en explotar derechos de autor de otros sin autorización alguna y transmitir una serie de la cual no tienen persmiso y embutirla de anuncios para ganar mucho dinero.

Resulta que el Tribunal Supremo confirmó una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid en donde condena a Telecinco a indemnizar 31.252€ a la empresa que tiene los derechos de transmisión de la serie Remington Steele. En total fueron trece capítulos emitidos sin permiso.

Un artículo publicado en Alt1040

YouTube defiende su política de derechos de autor tras la demanda de Telecinco

Telecinco ha interpuesto una demanda contra el servidor de videos Youtube, al considerar un claro caso de piratería la difusión sin permiso que hace de sus contenidos, según anunció en rueda de prensa el consejero delegado de la cadena, Paolo Vasile.

La cadena de televisión se suma así a otras grandes corporaciones audiovisuales como el gigante norteamericano Time Warner o la cadena francesa TF1, que han llevado a los tribunales a YouTube por “colgar” sus programas en la Red.

Pero se da la circunstancia de que mientras estos operadores demandan a YouTube, otras cadenas nacionales han tomado la senda contraria y han optado por llegar a acuerdos con YouTube. Es el caso de TVE o Antena 3, que tienen canales propios en el sitio de videos más popular del planeta.

Por su parte, YouTube ha asegurado que no ha recibido ninguna denuncia de Telecinco y ha defendido su política de derechos de autor, en la que participan los usuarios de esta plataforma de vídeos on line. “La mayoría de los propietarios de contenido” comprenden que esta web respeta los derechos de autor, ha asegurado el portal propiedad de Google.

Asimismo, ha recordado que gran parte de sus socios a nivel mundial, “cientos de ellos europeos”, utilizan “la última tecnología” desarrollada por YouTube para proteger y gestionar “de manera efectiva” los contenidos de esta plataforma.

Según fuentes de Google, “YouTube tiene una clara política que se refleja en sus términos y condiciones de uso disponibles en la página web”.

Telecinco, en un comunicado posterior, asegura que la demanda está interpuesta, notificada y, en cualquier caso, a disposición de Google y YouTube en el Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid, ante el cual se está tramitando con el número de Procedimiento Ordinario 150/2008.

El momento de defenderse

Durante la rueda de prensa en la que ha anunciado la demanda, Vasile señaló que Telecinco cree llegado el momento de defenderse, y ha decidido colocarse a la vanguardia dando el primer paso contra YouTube. Por eso, añadió que llevan mucho tiempo haciendo requerimientos a Google España para que su filial Youtube cese en este tipo de explotación ilícita de unos programas cuyos derechos de propiedad corresponden en exclusiva a Telecinco. Dado que Youtube se limita simplemente a ofrecer la posibilidad de retirar los contenidos que desee Telecinco, este operador ha decidido acudir a los tribunales.

Según explicó el secretario general de Telecinco, Mario Rodríguez, la demanda se formalizó el pasado 21 de febrero en el Juzgado número 1 de lo Mercantil de Madrid, pero ha transcurrido todo este tiempo antes de anunciarla porque han estado haciendo gestiones para notificar la actuación también en el estado norteamericano de Illinois, donde Youtube tiene su sede central: “Han hecho numerosos intentos para eludir la notificación, y eso prueba que son conscientes de la ilegalidad de su actuación”, afirmó Rodríguez.

“Piratas piropeados”

Para Paolo Vasile, los gobiernos y la policía tienen que perseguir a YouTube igual que se hace con el top manta. “Son igual de piratas; no llegan de Senegal como los del top manta, pero son piratas, unos piratas que cotizan en Bolsa y a los que todo el mundo piropea y celebra como unos genios, pero que están haciendo un daño muy grave al mundo de los autores y de la cultura”.

Telecinco ha presentado en un primer estadio la demanda para que YouTube cese su actividad y para un paso posterior, se reserva pedir una compensación económica por los perjuicios que le ha ocasionado hasta ahora ese pirateo. La cadena dice que se estaría hablando de unas cifras “colosales”, porque son decenas de miles de videos de Telecinco los que se han colgado y se cuelgan cada día en YouTube.

Por permitir la actuación ilícita de YouTube, el consejero delegado de Telecinco consideró un “disparate” que Google haya obtenido el Premio Príncipe de Asturias de la Comunicación. “Google es un gran invento, pero es una falta de conocimiento no saber que está detrás de una filial que comete cada día una infinidad de delitos”, dijo Vasile.

El responsable de Telecinco dijo que como han desechado plantear una actuación conjunta de los operadores contra YouTube en instancias como Uteca, “porque cada uno es de su padre y su madre”, confían en que el Gobierno tome cartas en el asunto y frene este tipo de comportamientos a lo largo de esta legislatura.

Un artículo de Periodista Digital